Andalucía, en alerta por altas temperaturas durante el fin de semana

129

Andalucía permanecerá en alerta por altas temperaturas durante todo el fin de semana. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado los avisos amarillo y naranja por altas temperaturas en distintas provincias andaluzas. Tan sólo la costa, entre ella el Campo de Gibraltar, se libra de esta abrupta subida de las temperaturas.

En concreto, este viernes permanecen en aviso naranja las campiñas de Sevilla y Córdoba y el Valle del Guadalquivir, en Jaén. En todas estas comarcas en aviso naranja la Aemet prevé temperaturas máximas que alcancen los 41 grados entre las 12.00 y las 20.00 horas. El resto de las comarcas de Sevilla, Córdoba y Jaén estarán en aviso amarillo por calor.

Además, el nivel amarillo se hará extensivo a lo largo de la jornada de mañana sábado a las provincias de Huelva (al completo), Málaga (zona de Antequera) y Granada (Cuenca del Genil).

El domingo, según las previsiones de la Aemet, el calor también afectará a las provincias de Cádiz (campiña gaditana) y Almería (Guadix y Baza), además de las anteriores. En estas zonas está previsto que se alcancen los 39 grados (aviso amarillo) y superen los 42 grados en el interior de Andalucía; Sevilla, Córdoba y Jaén, en alerta naranja.

Consejos 112 para combatir el calor

En casos de días de altas temperaturas como los que se anuncian, Emergencias 112 Andalucía ofrece una serie de consejos y recomendaciones para paliar las consecuencias del calor.

Las actividades deportivas deben realizarse a primera o a última hora de la jornada y si tenemos que salir a la calle, lo haremos preferiblemente en las horas de menos calor, con ropas ligeras y de colores claros, con la cabeza protegida, gafas de sol y protección solar.

Es aconsejable ventilar las viviendas cuando el calor aún no aprieta o ha bajado ya; mantendremos cerradas las persianas y ventanas que estén más expuestas y usaremos, aparatos eléctricos (ventiladores o aires acondicionados); si no disponemos de ellos, es conveniente estar en las habitaciones más frescas de la casa.

La dieta en estos días de calor es mejor que esté formada por comidas ligeras, frescas y frías, como ensaladas, legumbres cocinadas en frío, frutas y verduras. Es muy importante mantener una buena hidratación, por eso, debemos beber agua aunque no tengamos sensación de sed, esto es especialmente importante para el sector de la población más vulnerable al calor, como los enfermos crónicos, los ancianos y los niños.

Es muy importante recordar que, bajo ningún concepto, se debe dejar a nadie dentro de un vehículo, tampoco a las mascotas.