La comarca, en riesgo de sequía

135

Los pantanos del Campo de Gibraltar se encuentran por debajo de la mitad de su capacidad y la sequía amenaza a la comarca. El director general de Arcgisa, José Manuel Alcántara, ha declarado hoy que “si todo sigue así, al final del verano es previsible la declaración de sequía y que se empiecen a adoptar medidas para controlar el consumo”.

Las primeras de esas medidas serían, en palabras de Alcántara en Canal Sur, “las menos lesivas para la población” como pueden ser “la prohibición del uso de agua para el rego de jardines, de calles o para piscinas”.

La escasez de lluvia en los últimos años ha provocado que los embalses se encuentren muy por debajo de la mitad de su capacidad. Charco Redondo, en Los Barrios, cuenta actualmente con 29,05 hectómetros cúbicos, lo que supone un 35,60% de su capacidad. Hace un año se encontraba, a estas alturas del año, al 67,97%. Por su parte, el de Guadarranque, en Castellar de la Frontera, tiene embalsada 36,05 hectómetros cúbicos, esto es un 40,91% del total de su capacidad. El pasado año estaba al 62,50%.

Calidad del agua

De hecho, los bajos niveles de agua ya se empiezan a notar al abrir el grifo. La empresa Arcgisa garantizó esta semana que el agua suministrada es potable y no supone ningún riesgo ante la aparición de posibles episodios de coloración en el agua.

Esta coloración, como ha ocurrido en anteriores ocasiones, es consecuencia de la falta de precipitaciones. Los embalses de Guadarranque y Charco Redondo se encuentran en niveles muy inferiores a los normales en estas fechas, hecho que lleva consigo que las Estaciones de Tratamiento de aguas potables (ETAP) de Cañuelo y Arenillas, gestionadas por Arcgisa, reciban en estos momentos agua de las tomas inferiores de los mencionados pantanos. Por ello, el agua que proviene de ambos pantanos es en estos momentos de una calidad inferior a la habitual, especialmente por el alto contenido en hierro (Fe) y manganeso (Mn).

Inversión de la Junta

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, celebrado ayer, ha declarado de emergencia las actuaciones necesarias para ejecutar las nuevas instalaciones de la estación elevadora EI-1 del sistema de explotación de agua del Campo de Gibraltar, con una inversión prevista de 1,7 millones de euros.

Según explicó la Junta en una nota, el objetivo final de estas tareas es optimizar el estado de estas instalaciones, ubicadas en el término municipal de San Roque, para garantizar el suministro de agua en cantidad y calidad a los municipios de la comarca.