Andalucía pasa a la fase 3 y la Junta estudiará este sábado la movilidad entre provincias

578
Señal de la AP-7/E-15. Foto: Manolo Glez.


El Ministerio de Sanidad ha autorizado este viernes que la comunidad autónoma de Andalucía en su integridad, sus ocho provincias, pasen desde este próximo lunes, 8 de junio, a la fase 3 del plan de transición a la “nueva normalidad” de la crisis del coronavirus.

Es la primera vez en lo que va de la denominada desescalada de la pandemia que el Ministerio autoriza el cambio de fase de toda la comunidad autónoma andaluza, incluidas las provincias de Málaga y Granada, que hasta ahora, en las fases 1 y 2, habían progresado de nivel con una semana de retraso respecto a las otras seis provincias.

Así, Málaga y Granada se sumarán desde el próximo lunes a la fase 3 pese a haber pasado sólo una semana en la etapa anterior, a la que accedieron el pasado 1 de junio, rompiendo así con el criterio que había esgrimido el Ministerio de Sanidad hasta ahora de recomendar que cada territorio pasara un mínimo de dos semanas en cada fase antes de promocionar a la siguiente.

El anuncio del cambio de fases lo ha realizado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una rueda de prensa junto a la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, tras la reunión del Consejo de Ministros que ha aprobado este viernes la sexta y, según lo previsto por el Ejecutivo, última prórroga del estado de alarma hasta las 0.00 horas del próximo 21 de junio.

Aumentan las competencias de la Junta

El pase a la fase 3 de toda Andalucía era lo que, esgrimiendo los datos de la incidencia de la pandemia, había solicitado formalmente el Gobierno de la Junta, cuyo presidente además desde esta fase 3 será “la autoridad competente delegada, con carácter exclusivo, para la adopción, supresión, modulación y ejecución de las medidas correspondientes” a dicha etapa, “en ejercicio de sus competencias, salvo para las medidas vinculadas a la libertad de circulación que excedan el ámbito de la unidad territorial determinada para cada comunidad autónoma a los efectos del proceso de desescalada”.

Así se recoge en la solicitud de autorización de la sexta prórroga del estado de alarma que el Consejo de Ministros acordó el pasado martes y el Congreso de los Diputados avaló al día siguiente, donde también se abre la puerta a que “sean las propias comunidades autónomas las que puedan decidir, con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la fase 3 en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad”.

Serán así “las comunidades autónomas las que culminen este proceso de desescalada”, según ha confirmado en la rueda de prensa la ministra portavoz, María Jesús Montero, quien ha agregado que las regiones contarán para ello “con toda la ayuda y colaboración del Ministerio de Sanidad”.

En ese sentido, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, se reunirá este sábado con el comité de expertos de Andalucía para analizar las medidas a tener en cuenta en la fase 3, según han avanzado a Europa Press este viernes fuentes del Gobierno andaluz, que han apuntado que uno de los asuntos que se podría abordar en la reunión es la movilidad entre provincias, que desde la administración autonómica han indicado que se acordará en función de criterios “técnicos” y sanitarios.

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha declarado hoy en rueda de prensa que, sobre la movilidad interprovincial para la fase 3, hay un equipo técnico, que aglutina al equipo de coronavirus y al de desescalada, y este sábado habrá una reunión “donde se decidirá cómo se va a hacer, con qué condiciones higiénico-sanitarias y en qué momento va a haber ese flujo entre provincias, todo con el respaldo del equipo técnico”.