La Junta pide a los alcaldes no autorizar este verano ferias, verbenas ni romerías

142
Foto: Álex Zea. Europa Press. Imagen de archivo.


La Junta de Andalucía ha pedido a los alcaldes de los municipios de la comunidad que no autoricen durante los meses de junio, julio y agosto eventos multitudinarios como ferias, verbenas o romerías para evitar cualquier riesgo de repunte de coronavirus Covid-19.

Así lo ha anunciado el consejero de la Presidencia y portavoz, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, donde ha explicado que el propio presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha trasladado este mensaje de “prudencia” al presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos.

Bendodo ha asegurado que, aunque Andalucía registra la mejor evolución de la pandemia en toda España, “no es momento de tomar riesgos”, por lo que la Junta hace un “llamamiento a la prudencia” para evitar celebrar eventos multitudinarios como ferias, romerías o verbenas. Según Bendodo, Andalucía estaría en condiciones de hacer frente desde el punto de vista sanitario a un rebrote del Covid-19, pero “sería letal para nuestra economía”.

Ha reconocido que con este tipo de concentraciones resulta “imposible” mantener las distancias de seguridad, por lo que ha reclamado la cancelación de este tipo de eventos dado que “no es el momento de tomar riesgos”. “El virus sigue entre nosotros”, ha subrayado el portavoz del Ejecutivo andaluz quien ha destacado que la suspensión de la Feria de Abril de Sevilla o de la Semana Santa ha permitido, entre otros factores, que la pandemia evolucione a mejor en Andalucía.

Así, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, la Consejería de Salud y Familias liderada por Jesús Aguirre ha impulsado esta recomendación al ser eventos con una “coincidencia masiva de personas sin que existan expectativas razonables de que se respeten las distancias mínimas de seguridad, debido a la propia naturaleza de las actividades desarrolladas en las mismas”.

“Actividades que, salvo puntual excepción, no se desarrollan en espacios ordenados, donde los asistentes ocupen asientos que puedan mantener un distanciamiento físico adecuado y donde la probabilidad de posibles contagios entre personas superaría el riesgo razonablemente aceptado, toda vez que imposibilitaría el control y trazabilidad de los casos que pudieran ser confirmados, con las consecuentes posibilidades de rebrotes no controlados”, resalta el informe presentado este martes en Consejo de Gobierno.