Las pequeñas estaciones de tren vuelven a vender billetes en taquilla

Adif seguirá prestando el servicio, al menos hasta el 31 de marzo, en estaciones como San Roque-La Línea y Jimena, mientras Renfe se organiza para asumirlo

0
92
Una de las pequeñas estaciones de la comarca en la que se había visto cancelada la venta presencial de billetes

Las alrededor de 140 estaciones de tren más pequeñas del país, entre ellas dos del Campo de Gibraltar, la de San Roque-La Línea y la de Jimena, han vuelto esta semana a tener servicio de venta presencial de billetes en taquilla, estando previsto que dicho servicio se mantenga, de forma provisional, al menos hasta el próximo 31 de marzo.

Según han explicado fuentes de estas empresas públicas, Adif se ha comprometido a seguir prestando este servicio de forma temporal, mientras Renfe se organiza para poder garantizar la venta de billetes en esas pequeñas estaciones.

Posibles acuerdos de colaboración con ayuntamientos

Renfe confirma, tal y como ya avanzó a principios de año, que su intención es facilitar la venta en taquilla sólo en “aquellas estaciones por las que pasen al menos unos cien viajeros al día y tengan un determinado volumen de venta”. En cualquier caso, se están buscando soluciones definitivas con acuerdos de colaboración con aquellas Diputaciones y ayuntamientos que estén interesados en mantener la venta presencial.

Asimismo, desde la compañía ferroviaria se insiste en que el servicio de venta a los viajeros queda “en todo caso garantizado” con la instalación de máquinas autoventa y el resto de sus canales de comercialización (a través de Internet, por teléfono y en agencias de viaje), a los que recientemente, hace aproximadamente un par de meses, se sumó la venta en oficinas de Correos. Del mismo modo, todavía se mantiene la posibilidad de adquirir el billete a bordo a través de los interventores que viajan en los trenes.

Sin personal específico de venta

La situación que afrontan las pequeñas estaciones de tren, como las de San Roque-La Línea y Jimena, tiene su origen en los inicios de la liberalización ferroviaria en España en 2005, cuando, con la separación en dos empresas, Adif y Renfe, de las funciones de construcción y gestión de las vías y estaciones, y la explotación de los trenes, respectivamente, la primera de ellas mantuvo la actividad y el personal encargado de venta de billetes en estaciones de tren.

Esta anómala situación se trató de solventar en 2017, cuando Adif acordó con Renfe el traspaso de este servicio y todo el personal asociado. No obstante, quedó pendiente la situación de las pequeñas estaciones, que no tienen personal específico de venta, y en las que atienden las taquillas trabajadores de Adif que tienen otras funciones, fundamentalmente de circulación.

Por el momento, con el compromiso de Adif de atender unos meses más la venta en taquilla se da una solución “temporal y provisional” a la situación generada por el hecho de que esta compañía tiene, por ley, que dejar de dar ese tipo de servicio a operadores de transporte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here