Un joven tesorillero al piano: «La música lo es todo. Quiero ser un gran músico»

597
Alejandro Mateo en la final del Certamen de Música Nacional Intercentros Melómano.

La música para él lo es todo. No entiende la vida sin ella. Alejandro Mateo es un joven tesorillero que con tan sólo 19 años lo tiene muy claro: «Quiero continuar formándome y ser un gran músico». Hace unas semanas quedó finalista, representando a Andalucía, en el Certamen de Música Nacional Intercentros Melómano.

Su afición por la música surge en él desde muy pequeño. Pero no fue hasta los 11 años cuando comenzó sus estudios de piano en el conservatorio de música Muñoz Molleda, en La Línea, con el profesor Francisco Vera Pavón. «La lejanía con Tesorillo y el desconocimiento sobre estos estudios musicales retrasaron mi ingreso en el conservatorio».

A los 15 años se trasladó a Málaga para continuar su formación en el conservatorio profesional de música Manuel Carra, bajo la dirección de Daniel Ábalos. Allí compaginó sus estudios musicales con la formación reglada, hasta que hace dos años concluyó el Bachillerato. «Ahora ya por fin puedo centrarme al cien por cien en la música», comenta.

Y tanto que si lo hace. Dedica unas ocho horas al día a estudiar tocando el piano y otras varias dando clases como profesor particular de este instrumento que siempre le acompaña. «Desde que me levanto hasta que me acuesto no para de haber música en mi vida. Estudio en el conservatorio y luego doy clases como profesor de piano. Estoy todo el día sin parar, pero es algo que no me pesa. Lo hago con mucha ilusión y con muchas ganas. No me supone ningún trabajo. La música para mí es todo, un lenguaje, una forma de expresarme, de decir lo que pienso, lo que siento. Es una forma de vida».

En esta carrera por convertirse en un músico profesional, hace unas semanas Alejandro quedó finalista en el Certamen de Música Nacional Intercentros Melómano, celebrado en Alicante. «No pude ser uno de los tres ganadores, pero llegué bastante lejos y estoy muy contento», señala a este medio.

Para representar a Andalucía en este certamen estatal de música, este joven tesorillo ha tenido que superar distintas pruebas de selección. El pasado mes de octubre fue escogido junto a otros dos jóvenes músicos para representar a su conservatorio en Andalucía, compitiendo con otros 19 representantes andaluces y resultando ganador de la final andaluza. Este primer premio le valió para competir con otros 16 músicos en la semifinal y final nacional. Sólo cinco jóvenes pasaron a la final, Alejandro entre ellos.

Y es que este joven tesorillero no tiene dudas, quiere dedicarse a la música. Su futuro, su vida está ligada a ello. «El año que viene tengo que decidir a qué Universidad ir. Posiblemente a Madrid o a cualquier conservatorio fuera de España. Quiero continuar mi formación, mi educación en la música», concluye.

A la derecha el joven tesorillero Alejandro Mateo, en la final del Certamen de Música Nacional Intercentros Melómano.