La UCA, seleccionada para formar parte de un nuevo macrocampus europeo

0
153

Once universidades españolas, entre las que se encuentra la Universidad de Cádiz, han sido seleccionadas para formar parte de un programa europeo que permitirá a estudiantes e investigadores moverse con facilidad entre universidades, sin ningún tipo de obstáculo administrativo o burocrático. La idea es, como se refiere el diario El País, construir un supercampus europeo en el que, entre otras facilidades, los alumnos podrán cursar el grado entre distintos países sin necesidad de convalidar las asignaturas.

Este programa, mucho más ambicioso que el clásico Erasmus, permitirá la movilidad de estudiantes e investigadores por aquellos campus universitarios inscritos en él. En total son once instituciones universitarias de nuestro país las que participan en los distintos proyectos finalmente aprobados por la Comisión Europea: Cádiz, Granada, Complutense de Madrid, Autónoma de Madrid, Barcelona, Autónoma de Barcelona, Pompeu Fabra, Politécnica de Cataluña, Valencia, Católica de Valencia y Carlos III de Madrid.

La Universidad de Cádiz se une a este programa europeo coordinando el proyecto ‘La Universidad Europea de los Mares’ (SEU-EU), con el que los gaditanos se unen con otras cinco universidades: Bretaña Occidental (Francia), Kiel (Alemania), Gdańsk (Polonia), Split (Croacia) y Malta.

A esta convocatoria se han presentado 54 propuestas de alianzas formadas por distintas universidades europeas, que han sido evaluadas por un panel de 26 expertos independientes, quien ha seleccionado finalmente 17 proyectos en donde están representadas 114 instituciones de educación superior de 24 estados miembros de la UE. Cada proyecto ha debido superar un total de tres evaluaciones externas que han tenido en cuenta la pertinencia de la propuesta (25), el equilibrio geográfico (15), la calidad y ejecución de la propuesta  (20) y la calidad de los acuerdos de la cooperación de la alianza (20). La selección por parte de la Comisión Europea del proyecto conlleva una financiación de cinco millones de euros para su desarrollo con una duración inicial estimada de tres años.

El objetivo es que estas universidades europeas actúen como modelos mediante equipos transnacionales de estudiantes, profesores e investigadores. De esta forma, se contemplan estructuras de gestión comunes, estableciendo paneles conjuntos, desarrollando recursos intelectuales y administrativos comunes, así como una distribución de recursos compartidos y una previsión común de infraestructuras, datos y servicios.

El propósito es forjar nuevos modelos de cooperación en educación superior, promoviendo la movilidad y la calidad de la docencia y el aprendizaje. Por ello, avanza en los niveles de integración entre instituciones de educación superior. A través de la figura de las universidades europeas se proyecta hacia la constitución y desarrollo de un campus europeo que refuerza la identidad de Europa a través de la educación y la cultural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here