UD Tesorillo, orgullo de un pueblo

0
470
Foto: Manolo González.

La Unión Deportiva Tesorillo es, más que un club, un símbolo de San Martín del Tesorillo. Fundado en 1974, se encamina al medio siglo de vida compitiendo desde entonces en categoría sénior de forma ininterrumpida. Actualmente, con Diego Quirós en la presidencia, vive una etapa con los pies en la tierra, con un proyecto humilde y basado en la cantera. Además, tras la independencia con Jimena, representa a un municipio, algo que desde la entidad se entiende que va a ser positivo.

Diego Quirós Ortega, de 32 años, es su presidente. Alguien que, a pesar de su juventud, lo ha sido todo en el club de sus amores. A los cinco años ya jugaba en los equipos de la cantera. Con 15 llegó a formar parte de la junta directiva, mientras seguía siendo jugador y hasta entrenaba a un equipo de la cantera. Con 26 años llegó a ser presidente de la junta gestora durante cinco meses, algo que incluso fue reconocido en las federaciones. Así, este joven tesorillero se vio negociando con jugadores que le superaban en edad y experiencia. También tenía tiempo para colaborar en las crónicas a los medios de comunicación de la comarca.

En julio de 2017, tras la marcha de la entonces junta directiva, que consideraba que el equipo no era económicamente viable, un grupo de tesorilleros tomaron dieron el paso al frente y tomaron las riendas para evitar lo que parecía una desaparición segura: Ángel Macías, Francisco Martín, Jesús Pomares, Daniel Vidal, Daniel González, José Antonio González y el propio Diego Quirós, al que nombraron presidente.

Foto: Manolo González.

“No es fácil llevar un equipo como este, hay mucho trabajo detrás y mucho esfuerzo. Es de agradecer la labor de toda la directiva y el de los muchos socios que de forma desinteresada hacen muchas cosas para que el club pueda sobrevivir”, apunta Diego. “Tiramos para adelante gracias a la cuota anual  de los socios, a los comercios locales, a las rifas, a los eventos que organizamos, los torneos de fútbol sala y de fútbol… Aquí no hay ningún beneficio, llevamos años que los jugadores y técnicos viajan en sus coches particulares o en el de los directivos”, relata el presidente de una entidad deportiva luchadora.

Diego Quirós reconoce que “quema mucho” sacar un club adelante, ajustar un presupuesto y trabajar cada día durante once meses al año. Desde encontra dinero hasta lavar la ropa o cuidar el césped. Entre las recompensas se encuentran algunos momentos y las amistades que deja el fútbol, según asegura el joven presidente tesorillero. “Llegar a los campos y saludar a los amigos que uno tiene por todos lados, o que venga un hombre con su hijo y vea las fotos y diga: este soy yo, aquí jugué yo… Este club tiene una historia por la que merece la pena pelear”, asevera.

La Unión Deportiva Tesorillo mira al futuro con ilusión y la cantera como pilar y esperanza. Actualmente cuenta con muchos jugadores locales en la plantilla del primer equipo y pueden llegar a coincidir 7 u 8 futbolistas de San Martín del Tesorillo sobre el césped de La Era o de cualquier campo de Primera Andaluza. “Somos un equipo de un pueblo”, asegura con orgullo Quirós. El hecho de que sea un equipo con mucha gente de la tierra hace que la afición, la localidad, esté “más volcada”; al fin y al cabo van a ver jugar a sus hijos, sus nietos, sus sobrinos, sus vecinos.

Ahora, el equipo amarillo representa a un municipio independiente algo que su actual presidente entiende “va a ser beneficioso”. “Sí, porque ha sobrevivido sin ayuda durante todo este tiempo, así que por muy poco que se le dé o se mejore, va a ser positivo. De hecho, desde que está la junta gestora se está notando”, declara el dirigente, que señala las mejoras de instalaciones.  

Foto: Manolo González.

“El Tesorillo es, desde hace años, un referente provincial. Para nosotros es un orgullo llegar a un campo de la provincia de Cádiz o de Huelva y que seamos una referencia, que hablen de nosotros y hablen de nosotros con cariño y respeto, que nos halaguen”, incide el presidente. El conjunto tesorillero lleva nueve temporadas consecutivas en Primera Andaluza, siendo de los veteranos de la categoría. El objetivo de la entidad, comenta su Diego Quirós, es seguir salvando la categoría hasta que con ayuda del Ayuntamiento se pueda intentar jugar un play-off de ascenso. Pero siempre con los pies en la tierra y, asegura, “siendo realistas”.

Pero el Tesorillo no solo es un club de fútbol, también forma parte de la sociedad tesorillera más allá de los partidos de los domingos.  Entre sus actividades, destaca su presidente, está su torneo de fútbol sala, “el más antiguo del Campo de Gibraltar”, que surgió en 1984. “Cumple este verano 35 años contando con la participación de equipos de la comarca y de la provincia; eso indica que somos un pueblo de fútbol”, explica Quirós, que apunta a los años treinta como el origen del balompié en la zona.

Quirós habla del equipo que preside como un equipo sufridor. Cuenta que en el año 74, cuando aún le quedaban diez años para nacer, surgió la UD Tesorillo con “dos porterías y cuatro chapas”. En el 77 y durante dos temporadas, se quedó sin campo y tuvo que entrenarse en “una vega de arroz” y jugar exiliado en Jimena de la Frontera. Con sufrimiento y trabajo, sigue adelante con la ilusión de crecer apoyado en la gente del pueblo que representa y con su cantera como mayor tesoro, unos 120 jugadores que son el futuro de un club y, más que un club, el orgullo deportivo de un pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here